∨
..::La Especial de los ROJOS quedó Campeón de su categoría, luego de derrotar 5 a 4 en el Golbal a Deportivo Suchitepéquez ::..

El décimo trofeo de Liga

El décimo trofeo de Liga
Fue en 1,976. Un torneo con protestas cremas y de un juego en la hexagonal con los famosos cuatro cambios en lugar de tres. De los 14 equipos que participaron sólo seis encabezaron la tabla de 26 juegos sin perder. Municipal finalizó de tercero. Los rojos, dirigidos por el entrenador argentino Salvador Pericullo.
La hexagonal se jugó a una sola vuelta y exclusivamente en el estadio Mateo Flores. Los rojos derrotaron al Tip. Nac. alienando a un cuarto elemento. Hubo protestas, pero la Liga de No Aficionados anuló el juego y fue así como los escarlatas se llevaron los honores de la hexagonal y campeonizaron.
Los cremas adujeron que jugaron 31 partidos con 19 triunfos y doce empates para los 50 puntos. Los rojos en cambio, con 19 victorias, siete nivelaciones y cinco derrotas, para 45 unidades.
Tres liguillas para los rojos
Tardaron nueve años en recuperar un trono perdido, 11 años de penurias y sinsabores. Esta fase negativa empezó en 1997 y culminó en 1987. La época negra para los rojos empezó en el torneo de liga 1980, donde en la octogonal por el cetro quedó de último.
Pero el colmo llegó en la fase de clasificación 1981, donde de los doce que desfilaron, los rojos fueron los penúltimos. Municipal, pues, no jugaba en 1981 su primer campeonato de liga. Cuando disputaron su liguilla para evitar el descenso, fueron los segundos de la cuadrangular.
En la clasificación de 1982 fueron los novenos de docena y nuevamente no clasificaron para estar otra vez en la disputa del trono, pero si estuvieron en su liguilla de donde descendieron un escalón más y fue hasta en la clasificación de 1985 cuando se fueron a jugar una liguilla donde por arte de magia terminaron empatados con los mismos puntos, a fin de evitar el fatídico descenso. En esta liguilla hubo serias acusaciones.
Por ello, para que las aguas volvieran a la normalidad Municipal no tomó parte en el torneo de Preparación 1986. Jugó a una sola vuelta su última liguilla de desempate, donde nunca obtuvo el primer lugar, pero siguió permaneciendo en la máxima división. Y 1986 marcó el inicio de nuevos directivos con la única visión de colocar a los rojos en el lugar que les correspondía. Es así que desde esa fecha Municipal volvió a ser una vez parte de la afición de la República.

MUNICIPAL, campeón de Liga 1991-92.